FRASE DEL DÍA

 

jueves, 18 de octubre de 2012

¿QUÉ QUEDA POR DESCUBRIR EN LAS MATEMÁTICAS?


Cien años después, en el año 2000, el Clay Mathematics Institut de Cambridge sedujo a los matemáticos con un millón de dólares para quien pudiera echar luz sobre otros siete enunciados y, en realidad, ahora ya no son siete sino que quedan seis, gracias al ruso Grigori Perelman que resolvió la famosa conjetura de Poincaré.


Es curioso que la mayoría de la gente piense que la matemática está toda inventada. El sólo hecho de que aceptemos esto como posible, de que no hay nada por descubrir, demuestra lo lejos que estamos de la matemática real, la que investiga porque no sabe, la que es curiosa, la que es atractiva, la que anda por la vida sabiendo algunas cosas, muy pocas, e ignorando otras, que son muchísimas. 

Existen aún muchos enigmas el el mundo matemático.

En el año 1900 el alemán David Hilbert propuso los 23 problemas más importantes que hasta ese entonces no tenían solución. Y Hilbert dijo: “Tenemos que saber y vamos a saber”. La comunidad matemática aceptó el reto y muchos de esos planteamientos se resolvieron.

Pero hay otro desafío para nosotros, los matemáticos, que también es difícil de resolver. Es el de tratar que los atractivos de la matemática puedan ser descubiertos por la gente. Pero tenemos que asumir que el problema no es sólo de quienes piensan que la matemática es aburrida y que está todo resuelto sino también de quienes como nosotros, los matemáticos, disfrutamos de algo que no sabemos compartir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Un blog se alimenta de tus comentarios.
GRACIAS POR COMENTAR.